SOLA NO ERES NADIE

 

De Natalia Villamil   /   Dirigida por Ana Alvarado   /   Con Mariano Mazzei

 

Ella advierte que sin el espejo de los otros no logra un nuevo ser, inicia una despedida, escondiendo en cada detalle aquella que fue. Emprenderá una odisea por momentos feroz, intentando así encastrar en este nuevo mundo. Encuentra obstáculos y se nutre de ellos para ser alguien pero finalmente ya no los necesitará.

 

Obra ganadora de la 3° edición del Ciclo Nuestro Teatro 2015, concurso de dramaturgias y ciclo de obras en homenaje a Teatro Abierto.

 

Actor: Mariano Mazzei

Dramaturgia: Natalia Villamil

Música original: Gustavo García Mendy

Escenografía y vestuario: Valeria Cook

Diseño de iluminación: Jessica Tortul

Fotografía: Christian Inglize

Fotos de escena: Valentina y Martín (Deados Soler Veronese)

Prensa: Carolina Alfonso

Producción: Gabriel Guz

Asistente de dirección: Gabriel Guz

Dirección: Ana Alvarado

 

Funciones: domingos 18.30 hs.  a partir de abril

LA CARPINTERÍA

Jean Jaures 858, Abasto. Teléfono: 4961-5092.

Entradas: $150  y $100  (descuentos a estudiantes y jubilados).

 

DIJO LA PRENSA:

Muy buena. Sensible descripción de un mundo inquietante.

 

El relato de Villamil es sumamente delicado y potente. Es muy precisa la dirección de Ana Alvarado a la hora de guiar a Mariano Mazzei por ese sinuoso camino que debe recorrer el personaje. Con mucha seguridad el intérprete va, lentamente, construyendo un universo complejo en el que se ponen en juego sensaciones muy opuestas. Mariano Mazzei utiliza recursos muy genuinos a la hora de su recreación. Se mete aquí en la piel de este personaje de manera muy profunda y logra trabajar sobre una línea muy sensible en la que demuestra que cada gesto, cada actitud están sumamente analizados y, por eso, logra hacer trascender con fuerza esa historia que puede asombrar a muchos y ante la que otros pueden verse magníficamente reflejados.

Carlos Pacheco, La Nación

 

http://www.lanacion.com.ar/1877608-sensible-descripcion-de-un-mundo-inquietante

 

_________________________
Una vez más, Mariano Mazzei se coloca un paso más allá de la excelencia: su actuación es impecable; su belleza, franca e inevitable; pero además, en la nobleza de su arte se inscribe, como una transparencia, la de su persona. Precioso resultado el de Ana Alvarado como directora de esta puesta. Teatro con talento, sensibilidad e inspiración. Una obra sencilla y profunda como un haiku que escribió Natalia Villamil, dirigió Ana Alvarado e interpretó Mariano Mazzei, cada uno con virtuosismo y delicadeza admirables.

Olga Cosentino

 

_________________________

Un actor que solo es muchos. Mazzei y su directora se animan a innovar apelando voluntariamente a un recurso que el teatro de las últimas décadas por lo común desecha: la redundancia, la reafirmación de lo contado en el gesto que ilustra. Obra para reflexionar sobre un camino iniciático que muestra, a manera de friso, las bondades y miserias humanas con que se encuentra alguien que desafía lo establecido.

Susana Anaine

 

_________________________

Mariano Mazzei es el protagonista de esta pequeña pero concentrada  historia de amor propio, con deseos de liberación. Con precisos elementos escenográficos, Mariano Mazzei revela un gran talento.  Su tono de voz, sus gestos y sus movimientos convocan un universo entero de ternura y desamparo. Su camino sembrado de amarguras, sus frágiles estrategias, su convencimiento de verse por dentro con una exactitud que la ciega para verse por fuera, su pasión por conquistar su cuerpo, su propio lugar en el mundo y su coqueteo con la vida para escapar de la muerte, generan una energía muy interesante de ver en escena. La dirección, sobria y eficiente, pertenece a Ana Alvarado.

Amelia Jonte, Planeando sobre BUE

 

http://www.sobrebue.com/visorNotaHtml.php?idNota=1305

 

_________________________

La levedad del ser.

Con sensibilidad en el uso de las palabras la dramaturga va tejiendo un relato en primera persona que narra la construcción de una identidad a partir de la necesidad del sentir. La voz que el actor maneja con destreza produce las tonalidades diferentes que componen al personaje. El texto también nos habla de la necesidad de mirarnos en el espejo de los ojos ajenos para constituirnos como identidades sólidas y completas. El actor, una vez más, da cuenta de la riqueza de su trabajo con el cuerpo, con su gestualidad, y sobre todo, de la forma exquisita en que se deja atravesar por las textualidades para no decir sino interpretar aquello que está escrito pero necesita ser expresado.

Azucena Ester Joffe y María de los Ángeles Sanz, Luna Teatral

 

https://lunateatral2.wordpress.com/2016/02/26/sola-no-eres-nadie-de-natalia-villamil/

 

_________________________

Breve relato sobre la búsqueda de identidad con una acertada dirección. Descolla Mariano Mazzei en una interpretación plagada de matices. El muy breve texto de Natalia Villamil cobra fuerza y encarnadura gracias al exquisito discurso artístico ideado por Ana Alvarado y materializado por Mariano Mazzei. La dupla actor-directora logran imprimir belleza a una dramaturgia que, en otras manos, podría haber sido simplemente la versión "trasn" de un folletín. Una dirección preciosista en donde cada acción esta diseñada en pos de emociones genuinas y alejada de todo exceso o caricatura. Mariano Mazzei demuestra, una vez más, ser instrumento de sutilezas y emotividad.

Fabián D´Amico, Mundo Teatral

 

http://www.mundoteatral.com/comentario-teatral/sola-no-eres-nadie

 

_________________________

Emoción y barbarie

Con  una dirección precisa y un Mariano Mazzei exacto, “Sola no eres nadie” es del tipo de obras que buscan conmover y lo logran al ciento por ciento con una historia donde todo está ubicado en su lugar, en su justa medida. Precisión quirúrgica y pulgares arriba para Ana Alvarado en su trabajo, en el que tuvo a un actor de las características de Mariano Mazzei para un personaje complejo que también corría el riesgo de caer en una exageración con respecto a las peripecias que le toca vivir.

Daniel Gaguine, El Caleidoscopio de Lucy

 

http://elcaleidoscopiodelucy.blogspot.com.ar/2016/02/sola-no-eres-nadie-teatro.html

 

_________________________

¿Por qué tengo que ser como otro quiere que sea? Ana Alvarado consigue con la dirección una puesta genuina, donde las marcaciones son como finos trazos que aparecen amalgamados en la totalidad de la obra. Natalia Villamil escribió una pieza que pone en el tapete una temática que aun hoy después de ya algunos años de haber sido aprobada la ley de género es tabú. La cuestión de ser una mujer trans, desde la perspectiva de un personaje que se pregunta “¿Por qué tengo que ser como otro quiere que sea?”. Mariano Mazzei tiene una voz llena de potencia, una voz que canta, que cuenta y que hace aparecer de forma vibrante a los otros personajes con los que la protagonista se relaciona. Con gestos justos, delicados y una voz dulce encarna este personaje lleno de ternura y fragilidad.

Milagros Mateo, Notas. Periodismo Popular

 

https://notas.org.ar/2016/03/18/sola-no-eres-nadie-natalia-villamil/

 

_________________________

Con texto de Natalia Villamil e impecable puesta de Ana Alvarado, Sola no eres nadie desanda el camino lleno de obstáculos que debe atravesar la protagonista para ser quién realmente es. Monólogo intimista, el relato es sencillo y conmovedor, pero anclado profundamente en temáticas cruciales referentes a sectores marginados, no solo las de género -de las que podría constituirse en lección magistral-, sino también las de clase o cualquier otro factor de discriminación. Intensa desde lo emotivo, clara en cuanto a los discursos que la atraviesan, profundamente conmovedora y decididamente teatral, Sola no eres nadie es una de esas joyitas que nos depara la cartelera que justifican ampliamente nuestro –en este caso breve- paso por la sala.

Marta Casale, El Espectador Compulsivo

https://elespectadorcompulsivo.wordpress.com/2016/04/03/teatro-sola-no-eres-nadie/

 

_________________________

Organizada al modo de un monólogo en capítulos breves, la obra se construye con infinita paciencia y leves -pero contundentes- gestos que, con suavidad, van dibujando los bordes de esta criatura de sabiduría provinciana y sencilla candidez. La desnudez de Mazzei se hermana con una escenografía que es croma en la forma de tres cajones negros, donde se proyecta y cobra vida la aventura vital de la protagonista. El resultado global es un muy bello autoretrato escénico, afectuoso y sincero.

Christian Schmirman, Paratexto

 

https://medium.com/@Paratexto/cr%C3%ADtica-teatro-sola-no-eres-nadie-de-natalia-villamil-a6d846b1ed9e#.mnhzqo42s

 

_________________________

La dramaturgia de Natalia Villamil es fina y construye con precisión los puntos que van hilando esta pequeña historia que cobra vida en la soberbia composición que logra Mariano Mazzei con sus manos, la voz hablada y cantada, la forma de caminar, incluso de pararse y los ojos que cobran vida al acercarse a la platea, como si de un primer plano se tratase, dejando ver el fondo más honesto y a veces angustiante de su personaje. Sola no eres nadie es una cita infaltable con el teatro independiente.

Nicolás Manservigi, Geo Teatral

 

http://www.geoteatral.com.ar/nota/SolaNoEresNadie-Critica

 

_________________________

La dulzura de este personaje en la piel de Mariano Mazzei conmueve profundamente y se roba el corazón del público. Con gestos tiernos, con la voz calma de quien ya ha transitado el tramo más difícil y con ojos desbordados de expresiones, la protagonista de «Sola no eres nadie» logra lo más difícil: convertir las heridas en algo bello, como una perla.

Nuria Gomez Belart, La Cazuela Cultural

 

_________________________

La delicadeza de las simples cosas.

En un escenario despojado (¿hace falta más?) Mariano Mazzei despliega un brazo, cruza una pierna, saca un vestido de una caja y nos sumerge en la magia de una actuación limpia, sensible, matizada de voces, gestos, movimientos genuinos que nos acercan con natural aliento a "Sola no eres nadie", una historia escrita con delicadeza por Natalia Villamil, dirigida con maestría (¿alguien lo pondría en duda?) por Ana Alvarado, con la música y el vestuario justos, calmos, de Gustavo Garcia Mendy y Valeria Cook respectivamente. Todo colabora con un clima de complicidad y compasión, la luz de Jessica Tortul, el espacio siempre respetuoso y cálido de La carpintería teatro.

Bea Pustilnik

 

_________________________

Dentro del teatro porteño, van apareciendo joyas que no sé si por casualidad son monólogos exquisitos, profundos y ricos sobre la naturaleza femenina. Ayer disfrutamos con la pieza de Vilamil, interpretada increiblemente por Mariano Mazzei y dirigida por Ana Alvarado. Ovación del público al final

Natxo Moralejo, Centro Cultural de España en Bs As

 

_________________________

El grandioso trabajo actoral de Mazzei se amalgama de forma perfecta al texto de Villamil. Y la dirección de Ana Alvarado enmarca y cuida todo, como una madre, como la madre sustituta que el personaje es en su esencia, dejando volar y a la vez conteniendo; elevando con calidez y precisión texto y actuación.

Natasha Ivanova, directora

 

_________________________

Virtuoso, sensible, conmovedor

Mariano Moro, director

 

_________________________

Estoy segura de que este llamado directo al corazón nos hace mejores y nos enseña. Hermoso trabajo de Mariano y equipo de Sola no eres nadie. Y una se lo queda repitiendo como un mantra.

Mónica Santibañez, actriz

 

 

_________________________

Un trabajo intenso, conmovedor.

Romina Chepe, productora teatral

 

_________________________

Una propuesta de enorme calidad y disfrute

Estela Garelli, actriz

 

_________________________

Ver Sola no eres nadie es espiar por una puerta a una persona. Es la posibilidad de reírse, de probarse aros de perla, de sentirse diferente. También es la dicha de llorar con ella, de querer que siga soñando, que siga cuidando a los demás. Es mirarse en el espejo, con lo poco o mucho que se tenga y esconda o muestre. Sola no eres nadie nos pasea por la ternura infinita, y eso es gracias a Mariano, un actor que se despoja de todo lo personal para adentrarse en el alma del personaje. Gracias.

 

Nicolás Manservigi, actor y cantante

 

_________________________

Qué enorme placer es ver actuar a alguien tan maravillosamente como lo hace Mariano Mazzei. Toda la sensibilidad puesta en el escenario. Te lleva de paseo por el mundo de su personaje tan adorable, amorosa, entrañable. Y los textos de Natalia Villamil precisos y a la vez llenos de magia.

Leticia Torres, actriz

 

 _________________________

Un viaje de reconocimiento personal

La obra es el monólogo de una chica trans que “necesita estar en compañía de otras mujeres que la acepten y protejan”.

 

Entrevista a Ana Alvarado y Mariano Mazzei por Cecilia Hopkins en Página 12

http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/espectaculos/10-38155-2016-03-02.html

 

Sola no eres nadie en El espectáculo del día de Revista Saverio por Gustavo Urrutia.

https://youtu.be/TtQ0G8TkZZM

 

 

Natalia Villamil

 

Es Licenciada en Psicología, bailarina, actriz, dramaturga, directora y productora teatral.

 

Estudió Psicología en la U.N.L.P. ejerce dicha profesión en el Consejo Nacional de las Mujeres; atención telefónica a víctimas de violencia de género.

 

En Danza se formó en la Escuela Nacional de Danzas de la Ciudad de La Plata y en Técnicas en danza contemporánea con Eugenia Estévez, Edgardo Mercado y Gabriela Prado.

 

Como actriz se formó en Andamio 90,  en El Brío con Claudio Quinteros y con el maestro Augusto Fernandes, entre otros.

 

Inició su escritura teatral con Sol Rodríguez Seoane y Mariana Mazover. Luego realizó la carrera de dramaturga en la Maestría en La U.N.A.  y actualmente con Alejandro Tantanian y Ariel Farace.

 

Entre sus obras teatrales se encuentra No perecedero; Mala praxis, pieza  pre-seleccionada por Argentores para el concurso Contar I ; Aros de perlas, seleccionada para el festival de la mujer en el Pasaje Dardo Rocha en la Ciudad de La Plata; Bordes, co-autoría con Cintia Miraglia formó parte del segundo festival de violencia de género en CABA y Sola no eres nadie, obra ganadora del concurso Nuestro Teatro en homenaje a Teatro Abierto, estrenada en El Picadero, dirigida por Ana Alvarado y representada por Mariano Mazzei.

 

Formó parte del proyecto de graduación de la UNA 2015, con la obra Los que fueron a la fiesta, como asistente dramatúrgica. Fue productora general del ciclo de teatro breve El Continente Oscuro, trilogía de obras cortas. Actualmente escribe y dirige producciones propias.

 

 Ana Alvarado

Directora y autora teatral. Investigadora en el área del teatro objetual.  Sus obras para público adulto e infantil se presentan regularmente en la escena oficial o alternativa de la Ciudad de Buenos Aires.  Ha puesto en escena obras propias y de autores reconocidos en el orden nacional o internacional. Para ello ha contado con el apoyo del Instituto Nacional de Teatro, Proteatro, Fondo Nacional de las Artes, Complejo Teatral de la Ciudad de Buenos Aires, Teatro Nacional Cervantes, Kunsten Festival Brussels, Theatre der Welt, ARTEI e Iberescena.

 

Ha participado con  las mismas en  festivales y eventos  de  América, Oceanía  y Europa, entre otros BAM de New York, Kunsten Festival Bruselas, Cervantino de México, Porto Alegre em Cena, Theatre der Welt de Berlín, Festival de Avignon, Melbourne Festival y Festival de Bogotá.

 

Su obra se caracteriza por la investigación en el campo de la escena expandida y los cruces entre el teatro de actores, el de objetos y los nuevos medios.

 

A lo largo de sus 30 años de carrera y en forma individual o grupal, ha ganado sucesivamente  menciones y premios  del Fondo Nacional de las Artes, Ciudad de Buenos Aires, Konex, ACE, María Guerrero, Primer Premio del Festival de Edimburgo, Teatro del Mundo, Javier Villafañe, Atina, Teatro XXI y ARTEI, entre otros.

 

Integró el Grupo de Titiriteros del Teatro San Martín de la Ciudad de Buenos Aires en el  cumplió alternativamente roles de intérprete, autora y directora. En ese marco dirigió las obras de su autoría: La travesía de Manuela, El niño de papel, Greta y Gaspar y una versión de Maite Alvarado y Fernanda Cano de Pulgarcito. Sus obras de teatro para niños se editan regularmente en editoriales de Buenos Aires como Colihue, Atuel y Quipu.

 

Fue fundadora e integró como co-directora e intérprete el grupo teatral El Periférico de Objetos. Co dirigiendo, entre otros, los espectáculos: Máquina Hamlet, de Heiner Müller, Circonegro, de Daniel Veronese, Zooedipous y Monteverdi Método Bélico.

 

Algunas de las obras que dirigió fueron: El cachorro de elefante, de Bertolt Brecht; La Chira, de Ana Longoni; Los débiles, de Guillermo Arengo; Una pasión sudamericana, de Ricardo Monti; El último fuego, de Dea Loher; Ojos verdes, de Amancay Espíndola; Rotos de amor, de Rafael Bruza; Flechas del ángel del olvido, de José Sanchís Sinisterra; Vaticinios, espectáculo performático en codirección con Gabriel Gendin y María Magdalena o la salvación de Margarite Yourcenar. Esta última recibió el premio Artei y su actriz titiritera Omayra Martínez Garzón fue destacada por los Premios Teatro del Mundo. Con este trabajo en febrero de 2016 realizó una gira por Colombia con el apoyo del Fondo Argentino de Desarrollo Cultural.

 

Durante el año 2012 participó en el Museo Reina de Sofía de Madrid de la muestra Perder la forma humana, una visión sísmica de los años 80 en Argentina, con la instalación El hombre de arena y la performance Rastros, de El Periférico.

 

Fue una de las coordinadoras junto con Edgardo mercado, Eli Sirlin y Gabriel Gendin de la intervención Cartografías de Control, realizada dentro del marco de un proyecto MAGA entre la UNA, Argentina y la USP, San Pablo

 

En el mes de noviembre 2015 dirigió una lectura dramatizada de la obra de Laura Vilanova, Münchausen, en el CCEBA

 

Durante el mes de mayo de 2016, asistirá al estreno de su obra  para teatro de objetos, Avatares, en Oslo. La obra será traducida al noruego y dirigida por Berit Eik

 

Dirige la carrera de Dirección escénica de UNA. En la misma universidad dirige el posgrado Teatro de objetos. Interactividad y nuevos medios. Dicta la materia Interpretación y dramaturgia en la Licenciatura en Artes Escénicas de la UNSAM. Realiza asistencias técnicas por el interior del país y en el exterior.

 

Mariano Mazzei

Debutó en teatro a finales de los 90 en comedias musicales  tales como Hair, The Rocky Horror Show,  más adelante La Fiaca dirigida por  Valeria Ambrosio y participó en otros tantos espectáculos infantiles, varios de ellos bajo la dirección de Pipo Pescador.

 

Su desempeño en el circuito de teatro independiente  le ha valido importantes premios y el reconocimiento de la prensa como uno de los mejores actores de su generación.

 

Trabajó en Timón, de William Shakespeare junto a la compañía Shakespeare Buenos Aires que dirigía Miguel Guerberof.

 

Como protagonista de la obra El señor Martín recibió en 2003 el premio ACE  en el rubro Revelación, la distinción Teatro del Mundo  y el premio Revelación de Radio del Plata.

 

Junto a la compañía Los del Verso estrenó varios espectáculos escritos y dirigidos por Mariano Moro, entre ellos dos unipersonales: Quien lo probó lo sabe, en 2006, sobre la vida y obra de Lope de Vega, y Jesucristo 2011. El primero realizó gira nacional y participó en  Festivales de Teatro en Latinoamérica, Estados Unidos y España. Obtuvo como mejor actor en unipersonal los premios Estrella de Mar, Florencio Sánchez, Teatro XXI, Cumbre de las Américas  y el Premio del Público en el Festival de Teatro Clásico de Olmedo, España. También fue nominado a los premios ACE y Vilches.

 

Por Jesucritsto, ganó el premio Estrella de Mar 2011, una mención Vilches y fue nominado mejor actor en los premios Trinidad Guevara, Mundo T y  ACE.

 

Con la  misma compañía estrenó además los espectáculos Ifigenia. El mal menor, Azucena en cautiverio, De hombre a hombre (trabajo por el que  recibió una nominación Teatro del Mundo como mejor actor) y Cleopatra, donde fue nominado a los premios Estrella de mar, Luisa Vehil y ACE como mejor actor de reparto y de café concert.

 

Participó tres veces del ciclo Teatro por la Identidad con El señor Martín, de Gastón Cerana, en 2002,  con Una máscara del amor, de Patricia Suárez,  bajo la dirección de Hugo Urquijo en 2007 y en  Idénticos 3 que se realizó en el Teatro Cervantes en 2015

 

Protagonizó El Príncipe de Homburg, de Von Kliest con dirección de Oscar Barney Finn en el Centro Cultural de la Cooperación.

 

Participó como actor invitado en el espectáculo de danza teatro La idea fija, de Pablo Rotemberg, en 2013.

 

Estrenó en 2014 El corazón del incauto, de Patricia Suárez y Sandra Franzen con la dirección de Alejandro Ullúa, trabajo por el que fue nominado como mejor actor dramático en los premios Estrella de Mar y ACE como mejor actor de teatro alternativo.

 

Fue también dirigido por Jorge Azurmendi en Como les guste, de William Shakespeare, y nominado por esta labor en los premios Luisa Vehil.

 

Junto a la compañía Criolla y dirigido por Emiliano Dionisi estrenó La comedia de los h-errores, en 2014 resultando ganador del premio ATINA como mejor intérprete masculino. Con el mismo equipo de trabajo estrenó la comedia-dramática Ojos que no ven, en 2015 en el Teatro El Picadero.

 

En el circuito oficial debutó con un rol protagónico en  sala Casacuberta  del Teatro San Martín en la obra El Dibuk, de Shlomoh  An-Ski. También en el Complejo Teatral de Buenos Aires, esta vez en la sala Martín Coronado, desempeñó un personaje principal dentro de la obra El burgués gentilhombre, bajo la dirección de Willy Landin.

 

Formó parte del elenco de Los áspides de Cleopatra, de Francisco de Rojas Zorrilla que se estrenó en la sala Casacuberta con dirección de Guillermo Heras y en coproducción con la CNTC de España. Éste espectáculo también realizó una temporada en el Teatro Pavón de la ciudad de Madrid.

 

En el Teatro Nacional Cervantes integró el elenco de Así es la vida, de Malfatti y De Las Llanderas, bajo la dirección de Santiago Doria, en 2015.

 

 

Gustavo García Mendy

Es Licenciado en composición musical  por la U.C.A. Se desempeña como instrumentista, teórico y compositor. Desde 1982 compone música de cámara. Premios TRINAC 1990 y 1995 por Conrad (cuarteto de cuerdas) y Cinema (electroacústica). Escribe música para teatro, cine y TV como: La Tullivieja, en 1988 y El Cuis-cuis, en 1989 ambas de Emeterio Cerro; Rutas y paisajes para televisión entre 1996/2002; Una pasión sudamericana, en 2005, de Ricardo Monti dirigida por Ana Alvarado, en el Teatro Nacional Cervantes (Música selección Premio Teatro del Mundo 2005); 1810. Romance de los días de mayo, de Eva Halac, en 2006;  15 minutos de gloria, de Ana Alvarado y Paula de Luque, para cine y televisión en 2007; Chiquito, de Luis Cano, dirigido por Analía Fedra García, en 2008; Naranjo en flor, de Antonio González-Vigil para cine en 2008 (Música selección Festival de Lleida y Festival de Málaga 2008); El cachorro de elefante, de Bertolt Brecht, dirigida por Ana Alvarado en 2009; El nombre, de  Jon Fosse dirigida por Analía Fedra García en 2010; Rueda Adán por Buenos Aires con sus azules tapas, de Malena Marechal en 2011; 2000 horas, de Ana Alvarado en 2012;  No más zetas, de Candelaria Sabagh en el C.C. Konex , en 2013; Noche de reyes, de William Shakespeare, dirigida por Analía Fedra García; Iván y los perros, de Hattie Naylor, dirigida por Mariano Stolkiner/G.G. Mendy  en Teatro El Extranjero en 2014,  Premio Teatro del Mundo 2014, nominado mejor banda sonora Premios ACE 2014, Premio Florencio Sánchez 2015 y Premio Trinidad Guevara 2014; Muchas felicidades, de Paco Urondo, dirigida por Analía Fedra García en el C.C. Cooperación en 2013; La comedia de los Herrores, de William Shakespeare, dirigida por Emiliano Dionisi en el Teatro de La Comedia de la Provincia De Buenos Aires en 2014, Premio ATINA 2015 mejor banda sonora; Julio César, William Shakespeare, dirigida por Eva Halac, en la Prov. De Buenos Aires en 2015;  Ojos que no ven, dramaturgia y dirección de Emiliano Dionisi en el Teatro El Picadero en  2015;  Las patas en las fuentes, de Leónidas Lamborghini, dirigida por Analía Fedra García en el C.C. de la Cooperación en 2015; Sánchez Bulevar, de EvaHalac en el C.C.de la Cooperación en 2015 y  Sola no eres nadie, de Natalia Villamil, dirigida por Ana Alvarado en Teatro El Picadero en 2015 en el marco del ciclo Nuestro Teatro y en 2016 en La Carpintería.

 

Ha escrito artículos sobre música, teatro y medios audiovisuales que han sido publicados en diversos medios especializados y ediciones académicas.

 

Es titular de las cátedras Introducción al lenguaje musical y dispositivos sonoros para la puesta en escena, en el Departamento de Artes Dramáticas de la UNA y la asignatura Diseño de sonido en el CIC, y las asignaturas Medios Audiovisuales y Técnicas de composición en música incidental, ambas en el Conservatorio Provincial Alberto Ginastera.

 

 

Gabriel Guz

Licenciado en Dirección Teatral en UNA y Productor Teatral.

 

Realizó tareas de asistencia de dirección entre otros de Rafael Spregelburd en obras como Bloqueo, Acasusso, Apátrida, Todo, Spam; de Heidi Steinhard en Después del borde; de Cintia Miraglia en Sólo cuando tengas el ánimo de un pájaro y de Bernardo Cappa en Svaboda. Varios de estos trabajos lo llevaron a diferentes festivales nacionales  como Fiesta Nacional de Teatro, El Teatro en el País, Festival Cervantino de Azul, Festival Argentino de Santa Fé y FIBA e internacionales como FAEL de Lima, Perú; FIRT de Santiago de Chile; Santiago a Mil de Chile; Festival de Curitiba, Brasil; Festival Mirada de Santos, San Paulo, Brasil, Schaubühne de Berlín, Alemania; Luminato Festival, de Toronto - Canadá.

Fue docente de Dirección I (Cátedra de Bernardo Cappa) en la Carrera de Dirección Teatral (UNA).

Estudió Dramaturgia con Rafael Spregelburd, Marcelo Bertuccio y Alejandro Tantanián y Ariel Farace.

 

 

PRENSA Y DIFUSIÓN:

Carolina Alfonso – 4802-4607 – 155-662-6006 –

caroalfonso@gmail.com – caroalfonsoprensa@gmail.com

FB Carolina Alfonso – TW @caroalfonso1 – SK caroalfonso1

Seguime en Facebook todas las

producciones y agenda.

Obras, ensayos y producciones...

CONTACTO:

natypsico_1@hotmail.com

011 15 56571165